Récord de velocidad en impresión 3D

La universidad del noroeste (NU) En Illinois (EE.UU) muestra sus avances en impresión 3D con la impresora HARP (Impresión Rápida de Gran Área)

Con esta nueva impresora 3D se pueden fabricar piezas tanto rígidas como flexibles del tamaño de una persona en un par de horas, lo que supone un avance en la reproducción de partes del cuerpo humano o la fabricación de piezas para aviones, automóviles o de edificios, anunciaron sus desarrollares

La impresora HARP que mide 3.96 Mts de altura estará comercialmente disponible en un año y medio y promete revolucionar el sector productivo gracias a su increíble velocidad, además de mantener una excelente resolución comenta la revista Science.

“La impresión 3D es conceptualmente muy poderosa pero ha sido limitada en la práctica”, dijo al presentar el proyecto Chad Mirkin, profesor de Química de UN y quien dirigió el desarrollo del nuevo equipo.

“Si podemos imprimir más rápidamente sin las limitaciones de materiales y tamaño, podemos revolucionar la manufactura. HARP está lista para lograrlo”, aseguró el investigador.

La impresora utiliza una nueva versión de estereolitografía, el sistema que permite convertir plásticos líquidos en objetos sólidos y que ha sido la base de los desarrollos de las impresoras tridimensionales.

Como característica específica, HARP imprime verticalmente y usa rayos ultravioleta para solidificar las resinas líquidas convirtiéndolas en plástico de alta resistencia. El proceso permite imprimir objetos flexibles, sólidos o incluso de consistencia cerámica.

La nueva tecnología también logró superar el problema de las elevadas temperaturas -hasta de 180° C- que alcanzan las impresoras al trabajar a alta velocidad y utilizar luz ultravioleta.

HARP emplea una sustancia no adhesiva “equivalente a un Teflón líquido” que enfría la máquina durante el proceso de impresión, y puede imprimir cerca 46 centímetros en una hora, lo que representa un récord en el campo de las impresoras 3D, explicó Mirkin.

Para formar los objetos, la impresora envía rayos ultravioletas a través de una ventana a una base de 2,5 pies cuadrados (0.23 metros cuadrados) mientras configura el producto en un movimiento ascendente.

El teflón líquido circula sobre ventana reduciendo la temperatura y luego es procesado en una unidad de enfriamiento.

“Nuestra tecnología genera el mismo calor que las otras. Pero tenemos una interfaz que elimina ese calor”, dijo Mirkin. EFE

Fuente: elespectador, eurekalert

Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *